Con las maletas retrasadas...

Con tres días de retraso, llegó mi equipaje de Houston, ¿Cómo llego ahí? no lo sé. Con dirección a  México, salí de la gran manzana con una escala en Dulles, W. y ya en el DFctuoso me quedé esperando frente al carrusel mis dos maletas, al menos eso me libró del semaforo rojo, del cual soy cliente habitual. Con eso terminó el periplo que inicié tres meses atras, la estancia de investigación y mi trabajo de campo concluyó con muchas dudas y buen material al que me tendré que avocar los meses venideros.

Pero eso no fue todo, el viaje me ayudo a conocer a parte de mi familia, que salió de Mèxico hace más de veinte años. A pesar de no conocerme, me permitieron acercarme a su cotidianidad y me sentí acompañada en momentos de necesidad y regreso infinitamente agradecida por su solidaridad. Además de que pude realizar cosas que no imaginaba a mi llegada gracias a su compañia:  andar caminando en el Bronx a la una de la mañana, salir muy alegre de un bar en el Harlem a las tres de la madrugada y conocer un restaurant muy enclasante en Manhattan.

Además el viaje me dió la oportunidad de conocer sitios maravillosos y otros muy interesantes, practicar mi mano con la fotografía, que tanto habia relegado...







y no pude postear las imagenes de cada lugar que visité, por falta de tiempo; pero quizá más adelante las vaya subiendo con nostalgia, pero no aseguro nada, porque el trabajo empieza y sólo resta decir, a lo que sigue

...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes atrasados/2 - Nueva York 2016

Me lleva tiempo...