Ayer soñé...

que tenía una casa y que el patio central era exactamente igual al solar de mis abuelos paternos, pero con la diferencia que era de colores vivos y que en medio del patio había una litera y si seguías caminando, encontrabas un establo con otra litera, esta más elegante todavía.

En esa litera dormía un gran guajolote negro, pero con las plumas de un negro tan intenso que parecía un cuervo gigante. No lo quise molestar y regrese al patio donde los pollos jugaban con una especie de avestruz sin cola que tenia un trapo rojo para que no se notara tanto...

Mientras D soñó que descubría autodidactamente la causa molecular del por qué los hornos de microondas calentaban las manos...


Todo en una noche


...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes atrasados/2 - Nueva York 2016

Con las maletas retrasadas...

Me lleva tiempo...